Junta de Vigilancia del Río Putaendo participó en Reunión Junto a Ministros de Agricultura Y Minería exponiendo Riesgos que supone Ejecución de Proyecto Minero en Las Tejas

Una importante reunión sostuvieron miembros del directorio de la Junta Vigilancia del Río Putaendo (JVRP) con el ministro de Agricultura, Antonio Walker; el ministro de Minería, Baldo Prokurica; el Seremi de Agricultura de Valparaíso, Humberto Lepe y el Secretario Ejecutivo de la Comisión Nacional de Riego, Federico Errázuriz.
En la ocasión, la JVRP fue representada por el presidente Daniel De Blasis y los directores José Carter y José Luis Álvarez, donde se expuso sobre la problemática que significa la instalación de un proyecto minero en la cuenca del río Rocín, y cómo este afectaría la fuente de agua para el consumo humano y agricultura, manifestando con fundamentos su oposición al mismo.
 
En la intervención realizada por la JVRP se dejó de manifiesto la compleja realidad hídrica del Valle de Putaendo en el último tiempo, así como los problemas que se avizoran si se llegase a concretar este proyecto minero, “básicamente relacionados a la intervención y destrucción de la cuenca del río Rocín, en una longitud de 10 kilómetros, donde se rompería el entorno para crear una mina a rajo abierto, con todos los efectos negativos que conlleva eso”.
 
“La cuenca hidrográfica del río Rocín está agotada, en su fuente superficial y subterránea, como lo señala el decreto de la Dirección General de Aguas (DGA) por lo tanto, no existe agua suficiente para ambas actividades, y además supondría eventuales riesgos de contaminación considerando que el embalse Chacrillas está aguas abajo del proyecto, lo que afectaría el riego y el consumo humano”, expuso la JVRP.
 
Se hizo una sólida presentación de todos los puntos que involucran la intervención de la cuenca del río Rocín y estero Chalaco, basados en la traducción del estudio de prefactibilidad de la empresa minera Andes Copper (PEA 2019), disponibles en la página web de la compañía, que señala un rajo abierto cercano a 1000 metros de profundidad, un botadero de estériles aguas arriba del rajo abierto (sector Las Tejas), además de embalses de relave en la cercanía de la confluencia del ríos Hidalgo y Rocín, y en la parte alta del estero Chalaco.
 
Junto a lo anterior se señalaron los antecedentes históricos en que Andes Copper trabajó por más de 10 años al margen de la Ley, sin autorización ambiental, además de tener faltas, como por usurpación de aguas en la DGA, junto con sanciones en la Seremi de Salud y la Municipalidad de Putaendo en el marco de la Ley de Construcción.
 
“QUEDAMOS TRANQUILOS PORQUE MANIFESTAMOS LOS FUNDAMENTOS DE LA OPOSICIÓN Y LOS ALCANCES DE ESTE PROYECTO A LAS AUTORIDADES”
 
Una vez finalizada la cita con los ministros de Agricultura y Minería, el presidente de la JVRP señaló que “el balance de la reunión es positivo, quedamos tranquilos en el sentido que pudimos manifestar nuestra oposición al proyecto y exponer todos los puntos que creemos relevantes, destacando que el proyecto minero Vizcachitas afectará e impactará de manera irreparable la hidrogeografía del Valle de Putaendo, considerando además que el balance hídrico de la zona se encuentra al límite y no soporta otra actividad”.